Descripción del proyecto

Carboxiterapia

La Carboxiterapia es un tratamiento no quirúrgico mediante el cuál se inyecta de forma controlada gas CO2 debajo de la piel (subcutáneo o intradérmica). El tratamiento es rápido y ofrece excelentes resultados en gran variedad de problemas estéticos: Mejora la elasticidad de la piel, reduce y elimina la celulitis y los depósitos grasos localizados y estimula la producción de colágeno.

Beneficios: Reducir y eliminar celulitis, depósitos de grasa localizada, mejorar la apariencia de las estrías, de las cicatrices de acné o quirúrgicas, eliminar las líneas líneas de expresión o mejorar la tonalidad de las ojeras son algunos de los múltiples beneficios de la Carboxiterapia.

La Carboxiterapia trabaja en varias fases: en primer lugar, debilita las células grasas. Posteriormente, el CO2 dilata los vasos sanguíneos donde es inyectado. Esta reacción oxigena las diferentes capas de la piel incrementando la capacidad de lipólisis. El resultado es una reducción de las células grasas, una piel más firme y tonificada.

Las zonas que se pueden tratar con la Carboxiterapia son: ojos, rostro, cuello, brazos, vientre, flancos, glúteos y piernas

¿Tiene la Carboxiterapia efectos secundarios?

El único posible efecto secundario es la posibilidad de hematoma en la zona de la inyección. Los hematomas son muy comunes en los brazos piernas o abdomen y muy infrecuente en los ojos.

Resultados apreciables desde la segunda sesión. Si se realiza el tratamiento en los tiempos indicados a partir de la cuarta sesión de debe de apreciar una gran mejoría en la zona tratada.

¿Deseas saber más sobre este tratamiento? Solicita una primera cita gratuita, la Dra. Verónica evaluará tu caso en particular y realizará un diagnóstico personalizado, con los mejores tratamientos para ti.

Solicitar cita